lunes, 21 de septiembre de 2009

Las palabras: Gotas de silencio a través del silencio

A veces uno no sabe qué tan extraño es, hasta que después de mucho tiempo vuelve a ver con nuevos ojos hacia el pasado.

Hace algunos días volví a leer unas fotocopias que llevan conmigo 14 años: las saqué cuando salí de mi casa hacia Cali al terminar el colegio. En ellas está contenida un edición de 1990 de Magazín Dominical, que trata del reciente fallecimiento (en ese entonces, claro) de Samuel Beckett. Es decir, son de una revista que yo guardé y consideré importante a los 14 años. Precisamente el título de esta entrada es de una frase Beckett que aparece en mi fotocopia....

No sé todavía porque guarde esa fotocopia, y porque en ella tengo subrayadas varias extrañas frases, como una que dice: "El budismo dice de quien busca la iluminación que debe obstinarse tanto como el ratón que roe un féretro". No lo sé, porque no recuerdo haber hablado nunca con nadie sobre Beckett, quiero decir durante el colegio. Pero es claro que fue importante para mi, para haberla conservado todo este tiempo.

Pero gracias a este rememorar he recordado lo mucho que valoraba Magazín Dominical, y la colección de revistas que yo guardé en esa época. A través de ellas, por ejemplo, recuerdo haber conocido por primera vez a Luis Caballero, quien me pareció formidable, de lo mejor que había visto. Cuando unos años después me enteré que era gay, no me sorprendió: "de allí entonces venía su inspiración para esos torsos masculinos tan fuertes y bien definidos". También recuerdo que me dolió cuando dejaron de publicarla (creo que antes de que terminara yo el colegio).

De esta forma puedo ver (con total claridad, más de la que nunca antes había tenido) que toda mi vida he sido un intelectual, aún antes de saber que ese término existía o que habían personas que hacían lo mismo que yo. Con total inocencia me dediqué a hacer lo que más me gustaba hacer, que era leer, pero no cualquier cosa, sino sobre lo profundo, lo interesante, lo difícil.....

Como bien dice Bloom:

¿Para que leer, si lo que lees no enriquecerá mente o espíritu o personalidad?